Demasiados duendes describen la noche
como promesas de estrellas nuevas..
nos perdemos buscándonos en las orillas
de las delicias del querer y el sentir..
grandezas que se asumen manos al cielo
besos aire..que nos trae el viento..
en noches sin lágrimas..sin soledad
latidos nuevos..suspiros sonrisas
de miradas que no se cruzan
se leen en la inmensidad...
armonías..que hacen la marcha..
alumbrada de sueños y deseos
vivimos abrazados partidos en el horizonte
hacia la oscuridad..de la otra orilla
que mata el amanecer..de volver a vivir
sin tiempo en los versos del querer...